Gestion Canal

¿CUÁNDO ES MEJOR REGAR LAS PLANTAS?

La hora ideal para regar las plantas de nuestro patio o jardín varía en función de la época del año; conocer el momento idóneo hará que aprovechen mejor el agua que les proporcionamos

 

Tener un jardín cuidado no se consigue sin un mínimo de dedicación. Quienes gozan de un espacio verde dentro de su casa sabrán que además de abonar, podar, limpiar y otras muchas tareas, lo más importante es realizar un riego adecuado a las necesidades de la planta: en ningún caso ha de ser una acción aleatoria. Según a qué hora se rieguen, haremos que las plantas aprovechen mejor o peor ese aporte de agua.  

El momento idóneo para regar las plantas de exterior varía en función de la época del año. La premisa fundamental es saber que cuanto más calor haga, más rápido se evaporará el agua. Por este motivo, en los meses veraniegos, si se riega una planta cuando más aprieta el sol, el sustrato no tardará demasiado en secarse de nuevo, más aun si la tenemos colocada en una maceta que ha estado expuesta a los rayos solares. Además, las hojas podrían quemarse si están mojadas, pues el agua actuaría como una lupa sobre ellas. Sin olvidar que la misma agua del riego.

Por tanto, lo conveniente durante los meses cálidos es regar a primera hora de la mañana. Al amanecer, la evaporación es mínima, por lo que las plantas o el césped no necesitarán tanta aportación de agua. Como segunda opción, ante la imposibilidad de hacerlo temprano, el regado también puede posponerse hasta la tarde-noche, cuando el sol se está poniendo y ha perdido la intensidad de las horas centrales del día.

El cuento cambia en invierno, cuando llega el frío y se produce un acusado descenso de las temperaturas con respecto al periodo estival, pues es según qué casos, el agua puede congelarse y cristalizar las raíces de las plantas. Por este motivo, en esta época sí es oportuno regar durante el día, aunque conviene evitar que el sol incida directamente sobre la planta durante el riego. 

En definitiva, la meteorología es el factor decisivo que condicionará el momento adecuado para el riego de nuestras plantas. Sabiendo esto, Canal de Isabel II diseñó años atrás el programa ‘Hoy no hace falta regar’, un servicio de alertas gratuito que informa a los suscriptores de la necesidad de regar o no en función de las previsiones meteorológicas.

 

Diseña tu jardín de la manera más eficiente

Al margen de las horas idóneas para el riego, que nos llevarán a hacer un uso más racional del agua, no está de más repasar unos cuantos consejos que pueden ser de suma utilidad a la hora de conseguir que nuestro jardín sea más eficiente:

– Agrupa las plantas según su consumo de agua para facilitar la eficiencia del sistema de riego.

– Conoce el microclima de tu jardín y selecciona las plantas que se adecúen a este.

– Escoge plantas autóctonas, de esta manera solo necesitarás una pequeña aportación de agua en los meses cálidos.

– Utiliza plantas tapizantes o cobertoras sustitutas del césped tradicional.

– Intenta proteger el jardín del viento. Mediante cortavientos evitarás que se pierda parte del agua que utilizas al regar.

– En caso de disponer de césped, intenta que la altura de corte sea alrededor de los 5 centímetros para mantener así un grado de humedad adecuado en la zona de la raíz.

– Reduce el uso de fertilizantes para disminuir la demanda de agua.

– Diseña el jardín con la menor superficie de césped posible pues el consumo de agua de mantenimiento es muy elevado. Una buena alternativa puede ser la instalación de césped artificial.

– Instala una red de riego elemental con aljibes o estanques que no dependan de sistemas de bombeo.

Abona el césped cuando haya previsión de lluvias, de modo que el abono se disuelva con el agua de lluvia y no sea necesario regar para disolverlo.  

– Usa sistemas automáticos de riego por goteo para regar árboles y arbustos.

– Utiliza el agua justa para cada tipo de planta y evita las escorrentías.

– Suministra el riego próximo a las raíces de las plantas.

– Cuando riegues por aspersión, diseña correctamente la posición de los aspersores, su caudal y la zona que cubren.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Participa!

Puedes escribirnos a elretodelagua@canaldeisabelsegunda.es y proponernos temas de interés sobre los que te gustaría saber más. Lo tendremos muy en cuenta a la hora de elaborar los próximos artículos. ¡Muchas gracias por colaborar con nosotros!